Arte contemporáneo en la Semana Santa de Sevilla

La Semana Santa de Sevilla es probablemente la más completa expresión del arte barroco, siempre empeñado en conquistarnos a través de todos los sentidos. Tanto la fiesta como la ciudad se asocian siempre a cierto aire rancio, atrapado en el pasado. Pero algunas hermandades se han empeñado en que no sea así.

La hermandad del Valle, cuyos titulares pueden encontrarse en la iglesia de la Anunciación -sede de la Universidad de Sevilla entre 1771 y 1956-, es el más interesante exponente. Desde 1980, cada año encarga un paño para su Verónica a un artista contemporáneo. La mezcla llama bastante la atención, y son muchos los que no conocen esta tradición y se extrañan al encontrarse cada Jueves Santo con estas insignias en un paso marcadamente barroco. La hermandad señala al deterioro del primero de los paños como motivo de estos encargos sucesivos. Sea como fuere, en estos casi 40 años han realizado el encargo artistas como José Luis Mauri, el escultor Luis Álvarez Duarte, Carmen Laffón, Guillermo Pérez-Villalta, Dionisio González, Ignacio Tovar, o los hermanos MP & MP Rosado, entre otros. Este año el encargo ha recaido sobre Guillermo Paneque, que ha presentado una atrevida tela en que los rasgos de la imagen quedan prácticamente irreconocibles.

La otra gran ventana del arte contemporáneo a este mundo la encontramos en la cartelería. Más allá de la oficial, encargada por el Ayuntamiento, las hermandades realizan sus propios carteles con motivo de las salidas procesionales o aniversarios. Muy interesantes iconográficamente fueron los realizados por Manuel Cuervo para el 450 aniversario de la fundación de la hermandad de la Hiniesta -por cierto, también conserva en su casa de hermandad restos arqueológicos de época islámica-; e Ignacio Tovar y Guillermo Pérez-Villalta para la hermandad de la Macarena -el primero para la salida procesional y el segundo por el aniversario de la coronación de la virgen-.

Precisamente el artista tarifeño había repetido en múltiples ocasiones su interés por realizar un manto para la Esperanza Macarena, algo que de momento quedó en el dibujo por parte del Pérez-Villalta y que no se ha llegado a realizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *